Síguenos en Facebook

Ensayo sobre los tatuajes en el ámbito laboral

Ensayo-sobre-los-tatuajes-en-el-ambito-laboral-3.jpg iStockphoto/Thinkstock

Hoy tenemos una publicación muy particular. Desde Monterrey, México, nuestra amiga María del Socorro Tapia Hdez, estudiante del ITESM, se contactó con nosotros con el agradable fin de compartirnos una de sus recientes producciones en la que, a modo de ensayo, aborda la problemática de los tatuajes en el ámbito laboral de México.

María nos invita a reflexionar y a informarnos un poco más sobre la eterna cuestión de los tatuajes al momento de conseguir un empleo, desde la cruda realidad de las estadísticas. Yo voy a recomendarte que no te pierdas el trabajo de María y también voy a invitarte a participar con tus conclusiones y experiencias propias. Sin más que agregar, aquí el ensayo de María.

El tatuaje en el ámbito laboral

Ensayo-sobre-los-tatuajes-en-el-ambito-laboral.jpg iStockphoto/Thinkstock

Muchos de nosotros hemos querido tener un tatuaje pero la mayoría no lo hemos hecho por falta de dinero, algún profesional que lo haga por nosotros, o simplemente porque pensamos en las consecuencias que esto nos traería ya sea a la hora de conseguir un trabajo o la hora de salir a la calle.

Es por eso que hacerse un tatuaje no es algo tan sencillo, aparte de todo en lo que debemos pensar una vez que hemos decidido tener uno, es importante pensar que las consecuencias que esto puede tener no simplemente son infecciones, aburrimiento o un mal diseño.

Todos sabemos que hay trabajos y oficios en los que en realidad no importa si tienes un tatuaje, al contrario, puede ser algo bueno y que te ayude a resaltar de algún modo, tales como la música, el fútbol, el modelaje, la actuación, etc. Pero hay otros en los que los empleadores son muy exigentes a la hora de contratar y aunque estén casi seguros de contratarte, una vez que se enteran que tienes tatuajes esta decisión puede cambiar totalmente.

Los números y las conclusiones

Ensayo-sobre-los-tatuajes-en-el-ambito-laboral-2.jpg Hemera/Thinkstock

Según los resultados de una encuesta aplicada por OCC (asociación que contrata a empleadores y posibles empleados) a 2500 personas asiduas a la página de la misma organización, tan sólo el 29% dijo que contrataría a una persona tatuada si estos están en un área visible, el 32% si estaban en un área no visible y el 36% dijo que dependería del trabajo a desempeñar. La misma encuesta arrojó resultados con las posibles razones por las cuales estas personas no contratarían a alguien tatuado de las cuales el 68% no contrataría por cuestiones de imagen, el 39% lo asocia a la falta de profesionalismo y el 30% porque lo considera un acto de rebeldía.

Cabe resaltar que ese 68% en realidad se debe al concepto en el que la sociedad tiene a la gente tatuada. Muchas personas lo asocian con el crimen, posibles enfermedades (infecciones) o simplemente lo ven como que la persona que lo tiene lo hizo en su juventud por rebeldía, lo que en este caso implicaría falta de seriedad. Pero a pesar de que sabemos que no es así y que la mayoría de las personas que piensan esto es porque están mal informadas o porque simplemente son lo suficientemente conservadoras, no podemos cambiar su forma de pensar así como así.

Ensayo-sobre-los-tatuajes-en-el-ambito-laboral-1.jpg iStockphoto/Thinkstock

Es allí donde reside en nosotros la obligación de reflexionar antes de hacernos un tatuaje, pensar en si se está dispuesto a soportar que nos señalen o hablen de nosotros, y en caso de aceptarlo entonces verificar si en un futuro tendremos problemas a la hora de buscar un trabajo.

Claro, habría que ver si en nuestro estado está vigente la ley que ampara a la gente tatuada en el ámbito laboral. Esto nos sería de gran ayuda, ya que si llegamos a una empresa donde nos dicen que no nos pueden contratar porque son políticas de la empresa, estaríamos bien informados acerca del tema y sabríamos que la empresa está cometiendo un delito.

Al menos en el Distrito Federal esta ley fue aceptada en el 2010, después de haber sido propuesta por el Consejo para Prevenir y Erradicar la Discriminación en el 2007, así que lo único que habría que hacer es investigar si en nuestro estado también se encuentra vigente.

Bien, agradecemos enormemente el aporte de María y así concluímos, no sin antes invitarte a dejar tu opinión, que tanto importa.

Artículos recomendados

5 Comentarios

Es lamentable, triste de reconocer, pero finalmente es algo cierto. En la gran mayoría de los trabajos el que te presentes con un tatuaje, aunque este sea poco visible, es un factor muy importante que condiciona tu entrada.

Yo por mi parte, sigo hasta la fecha con la incertidumbre de hacerme un tatuaje o no precisamente por lo mismo. La verdad es que me fascinan los tatuajes y si no tengo ninguno, no es por falta de dinero o por temor a una infección -siendo que ya hay miles de salones profesionales, que inclusive cuentan con permisos de sanidad-, si no por que en el ámbito en que me preparo - medicina - esta prácticamente "prohibido" tener uno.

Mié, 2013-05-22 18:44

Lamentablemente cierto. La mayor parte del tiempo se puede ser discriminado de un trabajo no por falta de conocimiento, si no por como luces. Yo tengo la fortuna de que en mi trabajo (que es de oficina) esto no importé y pude hacerme mi tattoo, el cual hasta el dueño "chuleo". Y como una vez me dijo alguien, ¿apoco te gustaría trabajar en un lugar donde no puedes ser quien eres?

Jue, 2013-06-13 09:10

Es algo muy cierto y que afecta a ciertas personas ... yo por lo menos que soy estudiante de psicología he pensando mucho en eso y es una cruda realidad ., porque deseo con ansias poderme hacer un tatuaje pero se que en mi vida profesional me afectaría mucho tener ese tatuaje porque las personas juzgan tu profesionalismo por tener un tatuaje.

Jue, 2013-06-13 09:17

que mala onda que algunas personas se tengan que quedar con las ganas... a mi personalmente me encantan los tattoos pero yo no trabajo. los tattoos atraen todo tipo de atencion, buena y mala. cuando no quiero que me miren me los cubro y ya... cuando los traigo visibles me pongo en ese plan de "no me importa" y listo, jaja. si tuviera que buscar trabajo se que tendria dificultad encontrando algo que valiera la pena, pero como soy mujer, siempre hay la posibilidad de cubrirlos y nimodo que me pidan que me quite la camisa a ver si tengo o no tattoos...

Jue, 2013-06-13 12:50

Por lo menos en Chile aún está el estereotipo estúpido sobre el tatuaje (en el ensayo sale todos estos estereotipos), si bien en Chile existen leyes antidiscriminación, ninguna empresa te va a decir que no te contratan por un tatuaje, lo cual es ignorante, ya que, mucha gente que nos tatuamos es por significado, jamás por moda.

Jue, 2013-06-13 16:51

Comentarios